Bioenergética cuántica. Recuperando la coherencia

Según el diccionario “coherencia” significa: Relación lógica entre dos cosas o entre las partes o elementos de algo, de modo que no se produce contradicción ni oposición entre ellas.

Al preguntarnos si en nuestra vida somos coherentes con lo que sentimos, pensamos, hacemos y decimos, nos daremos cuenta de que muchas veces no es fácil, porque sentimos una cosa, pensamos otra, decimos otra distinta y actuamos de manera que no tiene nada que ver con ninguna. Por muchas y distintas razones, porque se supone que es lo que se espera de nosotros, por no herir a los demás, porque nos importa demasiado lo que otros piensen o simplemente porque no somos conscientes…IMG_1309 copia

La coherencia no es algo bueno ni malo, va más allá de reglas sociales y de nuestro sistema de creencias, se trata de pensar y actuar de acuerdo a los verdaderos deseos de nuestro corazón. Y por supuesto, esto implica responsabilidad y unas consecuencias. Pero si te fijas en una persona coherente y preguntas a la gente, todos la describirán como alguien que consigue sus objetivos, es digna de admiración, se puede confiar en ella porque tiene valores y los respeta…

Bioingeniería Cuántica es un método terapéutico que nos ayuda a encontrar la coherencia y desde ahí poder desplegar todo nuestro potencial evolutivo. Obtenemos la información del Biocampo (conjunto de sistemas sutiles más el toroide electromagnético y su campo de información cuántica) a través de la lectura del pulso del corazón físico y del pulso cuántico toroidal. Y esto nos permite hacer lectura de diagnóstico y tratamiento a todo tipo de paquetes de información cuánticos (personas, relaciones, lugares, situaciones…) que no están en orden.

Conectados al corazón de la persona nos va guiando sobre qué lugares necesita regenerar, desintoxicar o reprogramar y qué remedios específicos quiere. Sabemos que cada caso y cada momento es único e irrepetible por ello cada terapia se convierte en una combinación única de elementos que permiten la recuperación y el tratamiento de la coherencia.

Con este tratamiento el reajuste de los desórdenes frecuenciales se mantiene reiterado de forma que comienza a modificarse la realidad física (conocida) desde la sustancia pasando por los planos más sutiles hasta la materia, recuperando el orden y la coherencia en todos los planos y anclándose en la “realidad”.

Olga Lava Mares

Bioingeniera y Kinesióloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *