El secreto de la kinesiología

Descubre esta poderosa herramienta

  • El cuerpo tiene memoria y las células guardan toda la información física, mental, emocional y espiritual que proviene de las experiencias de vida, de la herencia genética y de los registros del alma. Esta información nos condiciona de tal manera que nos predispone a percibir y comportarnos de una determinada forma, afectando al modo en que realizamos nuestras tareas rutinarias, cómo gestionamos el estrés o cómo manejamos los desafíos emocionales en nuestras vidas.

    En Kinesiología utilizamos el test muscular para dialogar directamente con el cuerpo y que nos revele dónde hay bloqueos, falta de energía o emociones estancadas.

    Puesto que en la memoria celular se almacenan todas las improntas conscientes o inconscientes, no hay nadie mejor que el propio cuerpo para contar su historia.

    Cualquier estrés, trauma o impacto que la persona sufra, siempre queda grabado.

    Y aunque estos traumas estén guardados en el subconsciente, el cuerpo lo revelará con precisión cuando se haga el test.

    Desde los años 70, se ha demostrado que esta técnica es extremadamente práctica, sencilla y eficiente, porque con ella podemos evaluar el estado físico y energético de los músculos, los órganos y todos los sistemas del cuerpo.

    Podemos averiguar incluso qué alimentos no nos están sentando bien o qué vitaminas necesita la persona para resolver su problema.

  • test 3 300

    Y por supuesto, saber qué emociones hay estancadas por no haberlas podido digerir o expresar. Por ejemplo, después de tener un accidente, hay estrés al recordar el momento vivido, es más, cada vez que la persona repite esa postura concreta, todo el cuerpo se pone en alerta y reacciona como si hubiera una amenaza, puesto que tiene una memoria asociada a tal hecho.

    El test muscular además nos proporciona datos de cuándo y cómo ha sucedido un evento traumático con fechas precisas.

    Es sabido que el cuerpo humano tiene una capacidad innata para sanarse a sí mismo, para regenerarse. Algunas células de nuestro cuerpo son reemplazadas cada 7 años, algunas duran meses y otras sólo viven 36 horas, como las de los intestinos. Cada célula contiene la suficiente información como para construir un cuerpo completo. Lo que sucede es que a menudo el estrés nos supera y se bloquea esta cualidad.

    La Kinesiología, en estos casos, es una excelente herramienta; nos permite liberar todo el estrés para que el cuerpo pueda recuperar su propia capacidad de sanación.

Olga Lava
Experta profesional en kinesiología energética
www.olgalava.com