El tantra y el Neotantra

 

El Tantra y el Neotantra son caminos de evolución espiritual, de expansión de la consciencia y manejo de la energía sexual. A través de distintas técnicas y conocimientos antiguos y modernos podemos redescubrir todo nuestro potencial y conectar con la alegría de vivir la vida con dicha, plenitud y libertad. Muchas personas piensan que Tantra es igual a sexo o que esa es la base del Tantra, sin embargo hay mucho más que eso. Desde luego Tantra no es un masaje erótico, a diferencia de lo que muchas pertantra 1sonas piensan. La energía sexual es energía creativa, es transformadora, sanadora, liberadora y no tiene porque estar solamente localizada o focalizada en la zona genital. Todo lo contrario, es cuando está estancada que se producen enfermedades y puede ocasionar disfunciones o dificultades a la hora de relacionarnos íntimamente con otras personas. Si nos paramos a pensar que el origen de nuestra existencia nace de esta maravillosa energía, ¿por qué hay tan poco interés o educación en aprender a manejarla y canalizarla como es debido?

En Tantra aprendemos a trabajar, sentir y respetar nuestro organismo, nuestro cuerpo, como algo que está en constante cambio, en movimiento y que necesita de atención, cuidado y de continua relajación. Por eso, es tan común oír que nuestro cuerpo es como un templo sagrado y que debemos tratarlo con respeto, mimo y mucho amor. Y no se trata de cuidar solamente el aspecto externo, el cuerpo físico, sino que además purificamos nuestro interior, a través de la alimentación, un descanso apropiado, energía, pensamiento positivo, meditación, y de descondicionarnos de creencias antiguas que puede que sean limitantes para nuestro día a día. Dejamos de usar el cuerpo de forma autómata para que gane en sensibilidad, gozo y expresión.

El Tantra es un camino integral y holístico que nos ayuda a llevar la atención hacia nuestro interior en lugar de perdernos en lo que pasa a nuestro alrededor. Hoy en día estamos bombardeados por miles de diferentes quehaceres: reuniones, trabajo, familia, comidas, vida social… Y yo siempre pregunto a los participantes de nuestros talleres: “¿Cuánto tiempo al día dispones para ti? ¿Cuánto tiempo a la semana dispones para tu relación de pareja?” Si queremos ser felices tal vez deberemos cambiar las prioridades, de lo contrario no esperes que tu vida cambie. Cuando uno empieza a invertir tiempo y energía en el auto descubrimiento y en el auto empoderamiento físico, mental, emocional y espiritual, es cuando poco a poco podemos ser capaces de sentir y comprender qué es y dónde está el verdadero AMOR. En un mundo competitivo, hambriento y materialista a menudo nos perdemos en el miedo a perder lo que aparentemente poseemos, como si de ello dependiera nuestra felicidad. Tratando de cada vez tener más y vivir en condiciones más precarias, luchando por la supervivencia, a través de una constante lucha de poderes.tantra 2

Los tántricos buscamos la felicidad, la armonía, la liberación a través de nuestra práctica espiritual diaria. Lo que llamamos la Sádhana. Eso nos ayuda a conectar con el cuerpo, a calmar la mente y no dejar que ésta esté regocijándose en historias del pasado u obsesionada en el futuro. Incrementamos y aprendemos a mover la energía, el prana, para poder canalizarla allá donde sea necesario, aportando salud y vitalidad a todo nuestro organismo. La práctica meditativa nos ayuda a encontrar la paz, el equilibrio en nuestro interior y la desidentificación del ego. Los tántricos utilizamos la sexualidad y la excitación sexual más allá del goce, placer propio y del otro, de fines reproductivos y para el mantenimiento de vínculos sociales. Todos sabemos que el sexo también desarrolla facetas profundas de la afectividad y la conciencia de la personalidad. En relación a esto, muchas culturas dan un sentido religioso o espiritual al acto sexual, y es lo que sucede con el Tantra, viendo en ello un método para mejorar (o perder) la salud, según cómo sea utilizada esta energía. Aprender el arte de transmutar la energía sexual exige fuerza de voluntad, apertura mental y romper con lo que hasta ahora muchos de nosotros hemos aprendido o nos han enseñado. Pero vale la pena hacer el esfuerzo a cambio de la recompensa.

La sublimación en psicoanálisis es un término inicialmente descrito por el conocido Sigmund Freud (médico neurólogo austriaco de origen judío, padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX). ¿Qué significa la sublimación sexual? Es el control de nuestros recursos energéticos, mediante un impulso, una excitación interna (energías básicas: vitales y sexuales) conseguimos elevarlas a centros energéticos superiores. Es una transmutación biológica del potencial sexual idealmente voluntariamente controlado. Cuando logramos controlar y transmutar esa energía sexual aparece una nueva vibración en nuestro interior, se produce un proceso de purificación y elevación de la frecuencia de vibración de las energías tAmerairansmutadas. Este proceso, el cual es como una corriente energética que recorre toda tu columna vertebral, generará diferentes fenómenos y procesos no solo a nivel físico, sino que puede afectar a toda tu experiencia vital, ganando salud, intuición, poder personal, concentración, amor, felicidad, placer, paz, armonía y un sinfín de posibilidades.

La vía del Tantra es un camino de crecimiento ilimitado, una toma de consciencia profunda y constante del aquí y el ahora, es un reto poder ser el espectador de tu película diaria y a la vez el director de la misma. Con el Tantra comprendes que sexualidad y espiritualidad pueden ir de la mano y que es más importante el cómo que el qué de las cosas que hacemos y vivimos. El Tantra es para personas que desean y apuestan por una vida plena, gozosa, desapegada y libre de sufrimientos. Si así es como te gustaría vivir la vida, no esperes a tener pareja, empieza a cultivarte tu mismo/a y ya verás como lo demás fluirá por si solo.

Amerai Carrera

Facilitadora de tantra yoga

http://www.tantrayamorconsciente.com

Posted in:

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *