Meditación para los miedos

La meditación (dhyana) nos proporciona quietud y paz. Desde ese lugar donde el silencio toma protagonismo, podemos alzar el vuelo para ir hacia la “no mente” o más allá de la mente. Quizás no hayamos experimentado antes en nuestras vidas estas dosis de calma y verdad que nos ofrece la meditación. La experiencia es relevante y más aún si pensamos en la necesidad de sosiego de nuestra sociedad acelerada. Desde el programa FAMIyoguis, yoga educativo, nos apasiona compartir con los niños, familias y docentes estas prácticas meditativas que abogan por una vida saludable. A continuación os presentamos una práctica que enseñamos a los niños, la cual tiene mucha aceptación entre ellos: “la meditación para los miedos”

Objetivo- Desdramatizar los miedos infantiles. Asumir que tener miedo es legítimo. Ser conscientes de aquello que nos hace sentir miedo, con el propósito de enfrentarnos a ello y superarlo. Aprender a utilizar la capacidad mental y desarrollar el silencio y la quietud. Estabilizar y aumentar la atención. Desarrollar la memoria. Fomentar el desarrollo de la creatividad e imaginación. Concentrarse en el momento presente, apreciarlo y disfrutarlo.

Etapa- Infantil, Primaria y Secundaria.

meditación peques 1

Cuando- Cualquier momento es idóneo parameditación peques 2

practicar la meditación siempre que previamente se haga una pequeña relajación.

Duración- 5’-10’

Cómo- Damos las siguientes pautas a la hora de realizar la meditación para los miedos:

“Con la espalda recta, juntamos las manos y las ponemos frente a nuestro pecho en forma de cuenco. Nos imaginamos que es- tamos sentados al lado de un río y escuchamos el sonido del agua. Llenamos nuestras palmas de agua del río y allí empezamos a poner nuestros miedos, dudas y problemas. Después hacemos respiraciones inhalando por la nariz y soplando fuerte por la boca y nos imaginamos como los miedos van desapareciendo poco a poco. Inhalo y exhalo por la boca, soplando y desdibujando los miedos. Pasados unos minutos dejo en el río el agua sobrante.”

Beneficios- La meditación infantil ayuda a potenciar la imaginación y la creatividad en los niños, permitiéndoles desarrollar su lado emocional más sensible. Reduce el estrés, equilibra cuerpo y mente, mejora la concentración y atención, aumenta la confianza e imaginación y ejercita la unificación de los dos hemisferios cerebrales.

Confiamos en que disfrutes enseñando a meditar a los niños. Si es así, es muy probable que ellos también se lo pasen en grande. A nosotras nos inspira… ¡enseñar a meditar a los niños!, conscientes de que nuestro trabajo no va dirigido a cambiar las cosas, sino a cambiar la posición desde la cual vivimos las cosas. Ahí está el secreto de una vida plena e intensa.

Susana Grifo e Isa Blasco

Cocreadoras del programa FAMIyoguis Facebook: FAMIyoguis Yoga educativo para niños, familias y docentes

Fotografías FAMIyoguis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *