Agóchar, creatividad y comunicación en la tierra

Agóchar, creatividad y comunicación en la tierra

En el año 2.005 recibí mi nombre espiritual del Ashram de Nuevo México “Agóchar kaur” y desde ent_MG_0938 copiaonces, todas mis ediciones musicales llevan esta firma. De manera paralela, soy Eva Aparisi y trabajo coordinando el Voluntariado en una entidad benéfica de acción social para las personas sin hogar, la Casa Caridad de Valencia. Me formé como profesora de kundalini yoga con mi maestro Hargobind Singh en el 2004, momento en el cual, decidí dar un paso más allá y concebir a mi primer hijo Pau Sangeet. Así pues; profesora, madre y cantante se fusionaron en un mismo año para dar fruto a tanta creatividad como mi nombre me marcaba Agóchar que significa creatividad y comunicación en la Tierra. Tras tres años de intensa dedicación como profesora de yoga, como madre y de indagación musical en el mundo de los mantras, edité dos cds: “Sangeet” y “Adi Shakti”. Transcurrido ese período inmersa en la experimentación de la filosofía yóguica y del Naad Yoga, comencé a trabajar en Casa Caridad. Aquí coordino a más de 240 personas voluntarias, cada semana en áreas de integración social diferentes, con perfiles y edades muy distintas, situación social y filosofía de vida dispares. Sin embargo, a todas y a cada una de estas bellas almas voluntarias les une la misma misión, ayudar a los más desfavorecidos y excluidos por nuestra sociedad e intentar sacar una sonrisa de estas almas rotas.

Cuando me propusieron desarrollar como profesional este puesto, me di cuenta quIMG_5029e en realidad, el verdadero gurú que tanto había estudiado y cantado, se encontraba frente a mí en esta centenaria institución. Almas excelentes enseñándome cada día lo que de verdad es el AMOR en mayúsculas, sin esperar nada a cambio. Sólo apostando con su poco tiempo libre por un mundo mejor a nivel local, haciendo posible todo lo que anhelamos cada día. Una sociedad más equitativa, más solidaria, más de amor al prójimo, más observadora, responsable y en armonía con el flujo de la Vida. AMAR y AMAR a personas desconocidas, sin nombre, sin miedos, sin apegos (Nirname, Niarvau, Nirvair, Akame) Y fue aquí, en mi profesión donde más he practicado yoga que nunca. Donde más he meditado, contemplado y observado a mis hermanos, almas como la mía que comparten esta ciudad, sus calles, este aire que nos envuelve, el sol y el frío del invierno. Esas miradas perdidas, esas otras alegres y agradecidas, sonrisas francas y directas que hacen verter lágrimas rápidas en mi rostro, abrazos de amor puro, palabras de corazón. Sí, aquí es dónde yo me he encontrado con el verdadero Gu-Ru… dónde uno puede pasar fácilmente de la oscuridad a la luz y encontrar al MAESTRO.

Gracias al yoga, a sus ensIMG_5373eñanzas, a la práctica, al Pavan Gurú, a Hargobind y a todo el linaje de la cadena dorada por permitirme estar a la altura de esta situación, viviendo mi día a día con personas de alto calibre humano y espiritual. Gracias por saber moverme con tanta soltura, fluidez y armonía en este engranaje humano que compone este hermoso equipo de voluntarios de la Casa Caridad de Valencia, Torrent y Paterna.

Gracias Vida por sostenerme con tanto amor, equilibrio y sabiduría. Y gracias a todas las personas que en mi vida habéis hecho posible mi formación como profesora de kundalini yoga, que me habéis apoyado e impulsado con mi música para los sagrados sonidos que son los mantras.

Prem, Prem, Prem. SatNam&Namasté a todos.

Con amor, Eva Aparisi Agocharkaur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *