Entrevista a Emilia Nacher

Emilia Nacher

Empezó a practicar yoemilia4ga apasionadamente con 14 años. Se formó en Hatha yoga con Carlos Fiel, después con Carlos Claramunt, también con La Gran Fraternidad Universal. Estudió enfermería y Gestalt. Hoy continúa indagando en su práctica diaria. Emilia es toda una institución en el mundo del yoga a nivel nacional, profesora y formadora de profesores de Hatha Yoga. Según ella una aprendiza con mucho tiempo y campo de investigación, ha estado como Karma Yogui en cárceles, psiquiátricos y ahora también con menores en riesgo de exclusión social. Desde la asociación Ananda Maitreya ( El Buda del amor), colabora desde hace años fomentado la acogida de niños saharauis y de otros lugares del mundo. Emilia como enfermera participa de manera activa ya sea en Gaza, Nepal o donde la vida le lleve y pueda aportar algo. Es Madre de tres mujeres y referente de todas las profesoras de yoga que vinimos después, una gran activista. Tuvo dos momentos álgidos de espiritualidad en los que sus pies no tocaban el suelo; el primero en un retiro de ayuno en el Ganges, dónde tuvo una experiencia mística absoluta de Unión y vislumbre de la pureza de haber encontrado el sentido. El otro vino con el nacimiento de su hija en el Ganges, de manera natural, meditativa y consciente. Estuvo tentada de quedarse a vivir en India dedicada a su desarrollo espiritual, pero la certeza persistió, tenía que volver a seguir compartiendo su luz y su aprendizaje. Convencida de que la sociedad se transforma desde la consciencia y la no violencia. Es seguidora de Gandhi. Tiene muy claro que hay que feminizar la sociedad.

YO: En estos últimos años algo que nos ha sorprendido muy gratamente es tu participación en política. E.N.: Desde siempre he estado muy comprometida, la política la hacemos todos, todo en la vida es política, y para mí es una necesidad. Dar un empujón a esta sociedad en las causas por la igualdad de la mujer, en los derechos de los animales, evitar los desahucios, es política, pero también es yoga. Llevar conciencia a cualquier movimiento social. En un principio estuve en un partido ecologista, del que me fui un poco desencantada. Y ahora estoy con una nueva formación transparente y amorosa: “Podemos”, con la que me presenté como concejala. Participo en dos círculos, feminismo y animalismo. Estamos promoviendo nuevas leyes para la defensa de los animales, que son seres vivos sintientes con sistema nervioso a los que cosificamos y seguimos torturando, además de comérnoslos.

YO: ¿Qué acciones vais a llevar a cabo? E.N.: Lo primero será actualizar las leyes de los derechos de los animales en las ordenanzas de Valencia, que desde 1994 no se han revisado. Queremos conseguir, como ya ha sucedido en Francia, que los animales se declaren como “seres sintientes” a los que ya no se les puede hacer sufrir. YO: De hecho ya estamos viendo acciones políticas y cambios en estas parcelas de la sociedad fiestas populares, ecología… E.N.: Si, en esta nueva legislatura se han quitado las subvenciones para las corridas de toros. Igual que terminaron las luchas de los gladiadores romanos, nuestras fiestas han de ir evolucionando de la misma manera que lo hace la sociedad. También en el tema de la alimentación hay que ir concienciando a la población. Sólo con hacer una pequeña revisión de la cantidad de carne que consumimos al día, o a las recomendaciones de una dieta mediterránea equilibrada que nos propone su ingesta un día a la semana… Desde mi punto de vista una dieta vegana ¡sería un impacto tan grande en la ecología del planeta! Piensa por un momento que la cantidad de agua que se necesita para procurarnos un kilo de carne de vacuno, es la misma que utilizamos para cultivar mil quinientos kilos de cereales, ya sólo con este pequeño gesto podríamos erradicar el hambre en el mundo. YO: Cuando hablamos de la lucha por la igualdad de la mujer, parece un tema obsoleto y ya superado ¿Hemos logrado una igualdad real o es solo lo que creemos?

E.N.: La Violencia de genero es inmasticable, que cada día muera una mujer en España en manos de su pareja, es inadmisible. Tenemos que revisar las acciones legales y hacerlas acatar sea quien semilia2ea el delincuente que las ha llevado a cabo, y además recuperar el instituto de la mujer. Se ha de visibilizar el colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, que ningún niño sufra en los colegios. Si miras las fotos en la prensa, la mayoría son hombres, la participación de la mujer es una minoría pintoresca. En las cortes, en los sindicatos… es de risa. En el senado o en la ejecutiva casi no hay mujeres. Hemos conseguido una feminización de barniz. Sigue habiendo grandes diferencias de sueldos entre hombres y mujeres, en las cúpulas directivas no hay representación cuantitativa femenina. Parece que con tener el voto ya lo hemos conseguido todo y mientras una sola mujer sea masacrada, le hagan la ablación, sea vendida como esta pasando ahora en Siria o la obliguen a casarse con 6 ó 7 años, no existirá igualdad. Mientras se continúe denigrando a una sola mujer en cualquier rincón del planeta todas nosotras como hermanas hemos de mantener la lucha activa.

YO: ¿Y qué hacemos? E.N.: Unirnos. Hemos de empoderarnos y exigir la igualdad real en todo. Hemos de acercarnos al Instituto de la mujer, a los partidos políticos, agruparnos en grupos vecinales, ser participativas y apoyarnos, darnos siempre la mano aunque estemos en otros partidos políticos. YO: ¿Dónde crees que está la raíz de este problema? Las mujeres hemos de empoderarnos, pero la otra parte también tendrá que hacer algo ¿no? E.N.: Por supuesto, está muy bien que la mujer refuerce su autoestima y tome su lugar, pero el agresor también ha de ser reciclado, ayudado y educado. Hay un abismo entre las educaciones clásicas, no voy a meterme si derechas o izquierdas, o educaciones abiertas. Nuestros hijos ya participan de manera activa en las labores del hogar, desde pequeños. Son hombres que saben cocinar, llevar una casa. Es imprescindible llevar la educación a los centros, dar la relevancia que tienen a las asignaturas transversales, tanto en términos de género, feminismo, LGTB, como la sensibilidad en el trato de los animales. Los profesores ya tienen mucho currículum escolar que enseñar, y aquí es dónde muchos profesionales de diferentes colectivos podrían colaborar desinteresadamente para iluminar con estos temas a las futuras generaciones, motivándolos con discursos impecables que vienen de la pasión por aquello que reivindican y viven cada día. YO: ¿Estamos en un buen momento para el Karma Yoga (la acción social desinteresada) de Ahimsa?

E.N.: Sí, de karma yoga, de recuperar el sentido de la vida, el poder hacer sin expectativas de ningún tipo. Es momento de retomar el pacifismo, practicar la no violencia y llevarlo a las aulas. Hemos de entrar en los institutos y en los colegios para dar clases de Yoga a los profesores, para que estén relajados, para que puedan recuperar la ilusión por la bellísima labemilia3or que desarrollan. Hemos de cambiar la perspectiva en la manera de hacerles llegar la información a los niños. Fomentar la unión y el cuidado del grupo, evitando temas tan escabrosos como el bulling, actos de violencia en las aulas que suceden todos los días. La educación y dedicación a nivel familiar es importantísima. YO: Nos comentabas antes que has sido profesora de yoga en centros penitenciarios ¿De que manera cambia la práctica de Yoga a una persona que esta privada de libertad? E.N.: Empecé con diecisiete años a dar clases de yoga en la antigua cárcel de mujeres con un grupo maravilloso, dónde aprendí mucho. Cuando Mercedes Jabardo paso a dirigir la cárcel de hombres (fue la primera mujer en dirigir un centro penitenciario de hombres) confió en mí y comenzamos a dar clases de yoga allí también. Realizamos una labor impecable en ambos centros, los tres años siguientes. Conseguimos ser la primera cárcel de Europa con dieta vegetariana y que Paco Verdú aportara sus conocimientos como médico naturista. Cuando abrieron la cárcel de Picassent nos trasladamos todos y allí continuamos otros cuatro años más. YO: ¿Pero tu compromiso no quedó sólo en dar clases de yoga, no es así?

E.N.: La directora del centro penitenciario me apoyo desde el principio, veíamos que salían las mujeres sin ningún lugar al que ir, sin trabajo. Kausalidades de la vida con K de Karma, justo en ese momento mi abuela tenía un edificio vacío que quería vender en el que sólo había dos inquilinos, y allí iba llevando yo a las mujeres que iban saliendo de la cárcel. Llegó un momento en el que había más mujeres en mi edificio que en la prisión. Más tarde me dejaron un lugar en el mismo Picassent donde creamos un centro de reinserción precioso al que llamamos “LLaurant la LLum” dónde también podían cumplir condena algunas mujeres con sus hijos. Fue un momento muy dulce. La vida nos pone en situaciones muy bellas que luego hay que soltar y tocar tierra, a veces de manera más brusca de lo esperado. Los compañeros con los que había llevado a cabo el proyecto decidieron dejarme fuera y crear una cooperativa para la rehabilitación de Toxicó- manos, en aquellos momentos había muchas subvenciones económicas destinadas a este tipo de proyectos. Esto también forma parte de los aprendizajes de la vida. YO: ¿ Crees en la reinserción? E.N.: He visto cambios increíbles, estuve en módulos muy complicados con personas calificadas de muy peligrosas. Fue todo un regalo ver como al empezar a hacer yoga comienzan a sentir su sonrisa interna, personas que por primera vez sentían serenidad. Los funcionarios estaban impresionados de ver los cambios que se producían. Hice formaciones de profesores de yoga en la cárcel, de hecho hay alumnas que tienen sus centros y han rehecho su vida en esta dirección. Personas muy especiales, ha sido algo muy bonito.

emiliaYO: Y ahora el yoga pasa a tener una celebración popular. ¿Como lo vives, tú que has sido de las pioneras en celebrar el día del Yoga cuando algunos de nosotros ni siquiera sabíamos de su existencia? E.N.: Este año la O.N.U. ha proclamado que practicar yoga sería beneficioso para la salud de la población mundial y ha declarado el día 21 de Junio como día internacional del Yoga. Esta iniciativa surgió de Swami Amrita Satyananda de la confederación de Yoga Portuguesa, recuerdo la primera vez que me invito, el encuentro se celebraba en un estadio de fútbol, cientos y cientos de personas haciendo sesiones de yoga, allí estaba el sucesor de Swami Sivananda, el maestro B.K.S. Iyengar también estaba implicado, los grandes maestros del yoga actual, todos poniendo su energía para que este evento saliera adelante. Así que cuando me propusieron llevarlo adelante en España claro nos volcamos, el primer año no participo la F.E.Y.S. (la federación española de Yoga Satsanga) que esta dentro de F.E.D.E.F.Y. pero ahora ya es un evento anual que se convoca desde todas las Federaciones y Asociaciones de Yoga.

Emilia Nacher

Formadora de profesores de yoga FEYS

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *