La reinvención de la Tribu

La reinvención de la tribu

 

Fotografías de Cecilia Cristolovean, www.facebook.com/yogaandphoto

F_027Uno de los principales cambios estructurales de la sociedad está llegando a través de la plasticidad que está tomando la familia.

La familia tradicional va dejando paso a toda una serie de variables que enriquecen el panorama familiar abriendo puertas a nuevas formas de convivencia y a nuevos referentes, que harán de nuestros hijos personas con altas capacidades de adaptabilidad a las circunstancias.

En estos momentos podemos encontrar familias con hijos de otras parejas, hijos con dos padres o dos madres, o aquellos que una semana están en una casa y a la siguiente en otra, familias monoparentales y todas las combinaciones posibles de hogares.

Todavía hay mucha gente poco flexible con esto de aceptar una familia que no es la tradicional, pero me temo que tendrán que ir abriendo sus expectativas si no quieren quedar superados por una realidad cambiante a velocidades supersónicas. 

Teniendo en cuenta que el 50% de las parejas se separan y teniendo en cuenta que muchos de ellos lo hacen habiendo tenido hijos, la F_031 copiadiáspora familiar está dando paso a un nuevo jardín donde el niño tiene referencias múltiples: papá, mamá, la pareja de papá, la pareja de mamá, los tíos, los hermanos de la pareja de mamá, los padres de la pareja de papá , mis hermanos por parte de padre, por parte de madre, el gato de papa, el hámster del marido de mamá…

Nada es mejor ni peor, todo es cambio y en esto de reinventarse, la principal célula social que es la familia está siempre a la cabeza de la evolución.

Lo que une a la familia

Cómo en todos los linajes, hay un vínculo que es el único que asegurará que la estirpe consiga sus objetivos de unidad y tribu y no es otro que el vínculo del amor.

F_028Ya puede tratarse de una familia tradicional o postmoderna que obviamente si no hay amor no habrá felicidad común. Y el amor no conoce de sexos, referentes masculinos o femeninos, de monopaternalismos o plurifamilias, el amor conoce de la energía que une, esa energía que en esencia es la misma que mueve al equipo: protección, cultura propia, objetivos comunes, crecimiento conjunto, disfrute y defensa de la tribu, con el añadido de los mimos y el roce tan nutritivos en una familia bien allegada.

Son tiempos de crecer y adaptarse a los cambios y, como en todo, quienes mejor lo llevan son siempre los más pequeños, así es que toca aprender de ellos, y reinventar la familia teniéndolos siempre muy en cuenta.

Yoga y familia

Y ya que estamos leyendo la Yoguiola propongo practicar yoga en familia, una de las actividades, entre otras muchas, que pueden ayudar a fortalecer vínculos y a extender la cultura del bienestar desde bien jovencitos. La postura del árbol es una de las que más triunfa entre los peques de la casa, favorece el equilibrio, crea estabilidad y te hace crecer…justo lo que necesita una familia.

Yoga es unión y ya se sabe que la familia unida jamás será vencida.

Arnau Benlloch

Director de La Rueda del Hamster y profesor de Kundalini Yoga

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *