ANSIOLITICOS NATURALES

ANSIOLITICOS NATURALES                  

Muchas pueden ser las situaciones de la vida cotidiana que desembocan en estados de ansiedad. Las estadísticas hacen saltar las alarmas y nos cuentan que el 30% de la población actual la sufre en algún grado.

La ansiedad es una respuesta adaptativa al medio, y también una evidencia de un conflicto psicológico.

En un tiempo atrás, desde el ámbito médico, se trataron con los famosos barbitúricos; en la actualidad han sido sustituidos por la extensa familia de las benzodiacepinas, y de siempre, también ahora, han sido muchos los complementos naturales, las prácticas de higiene diarias y las técnicas ancestrales las que acompañan estos tratamientos sin efectos secundarios.

La propuesta es habilitar zonas antiestrés accesibles dentro de la pauta cotidiana.

 

ZONA 1 – RESPIRA

Empieza el día con una respiración consciente, y agradecido por este aliento vital que de una forma amable ya te sustenta.Foto_editorial_024_Cris

Recurre a la respiración siempre que te sea necesario, prescribiéndotela con posología todas las veces que lo consideres, esta “pastilla” está en tu mano y es gratis.

ZONA 2 – HIDRATACIÓN

Observa que tu nivel de hidratación está siendo óptimo. Que un litro y medio de agua o dos litros en el día estás ingiriendo de una forma repartida (mejor fuera de las comidas).

ZONA 3 – PRACTÍCA YOGA

¡El movimiento es vida! En la práctica del Yoga realizarás movimientos conscientes que te posibilitarán el desarrollo de cualidades psicomotrices especiales, que después se incorporarán a la totalidad psicofísica.

ZONA 4 – ALIMENTO MEDICAMENTO

Revisa tu comida, desaloja azúcares y lácteos.

Busca alimentos ricos en vitaminas del complejo B para fortalecer el sistema nervioso. Incorpora también alimentos ricos en vitamina C, para compensar el alto nivel de oxidación que se da en estas situaciones.

ZONA 5 – MEDITA

Apártate a un espacio de silencio donde puedas encontrarte contigo.

Ten mayor conciencia de tus pensamientos y sentimientos. Haz escucha de tu respiración y obsérvate en quietud en el momento presente. Permítete estar más cerca de ti, y sin juicio, ni expectativa, cultiva una actitud compasiva interna, haciéndola después expansiva a tu núcleo familiar y al resto de los seres que habitan esta Tierra. Con la práctica integrarás esto como una forma de estar en el mundo.

ZONA 6 – RESTAURA EL SUEÑO

Usa como complemento alimenticio la melatonina y el triptófano, tómalos media hora antes de dormir.

Prepara una infusión de plantas sedantes a base de tila, pasiflora, valeriana y azahar con unas gotas de extracto de amapola californiana.ILUSTRACIÓN ANSIOLÍTICOS NATURALES

ZONA 7 – ALIMENTA TU ESPÍRITU

Recurre a los clásicos pensadores, a los textos atemporales, a las músicas antiguas, a la contemplación de la naturaleza. El equilibrio lo tienes que aplicar en todas tus dimensiones, que ninguna sufra de inanición, vacío o abandono. En los escritos encontrarás fuentes de actualización mental y trascendencia.

 

ZONA 8 – PENSAMIENTO POSITIVO

Mantén un discurso interno coherente. Sea cual sea la situación en la que te encuentres, recuerda que nada se perpetúa en el tiempo, todo está sujeto a cambio, que la mayoría de los eventos que conceptuamos como caóticos, son a la larga propulsores de maduración individual, verdaderos motores de cambio.

Por último, ¡ríe! Como decía Chamfort en “Maximes et penseés”.

El más inútil de todos los días es aquel en el que no hemos reído.

 

Cris Parga  

Profesora de Kundalini y Hatha yoga

crispargaroman@gmail.com

ilustración Evelyn lynn

fotogragía Yoga and Photo

                                                                                                           12/09/14

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *