ATRÉVETE A DECIR QUE NO

Atrévete a decir que no

Las relaciones interpersonales son una de las cosas más satisfactorias de la vida, siempre que exista una comunicación abierta y clara.Saber expresar tus verdaderos sentimientos y opiniones, sin la intención de herir o perjudicar al otro, significa dominar el arte de la asertividad.

¿Cuántas veces has aceptado algo que no querías sin expresar tu disgusto, has acudido a una cita por compromiso o has dicho que “sí” con la boca pequeña, mientras por dentro el “no” pedía pista para despegar?

Cuando encuentras el equilibrio entre lo que yo preciso y lo que tú necesitas, y se puede hablar de ello sin malos modos ni tensiones, entras en el terreno de la libertad que te ofrece actuar de manera asertiva.

El ‘bienquedismo’ es una de las patologías sociales más extendidas. Convertirse en camaleón y adaptarse siempre a las circunstancias, llega un momento en que se revela insostenible, pues significa que estás viviendo la vida de otra persona.

Lo bueno es saber que defender tus derechos, valorarte y decir “no”, es una competencia que se puede entrenar.

Las personas asertivas facilitan las relaciones interpersonales, porque emplean la transparencia y la honestidad como bandera.

La autoestima es clave para ser o no asertivo. La persona con baja autoestima no ve dentro de sí nada digno de ser valorado, por tanto depende del beneplácito exterior.

A todos nos gusta la adulación, el conflicto surge cuando la convertimos en una necesidad y comenzamos a llamar la atención de nuestro entorno para demandar nuestra ración de golpecitos en la espalda.

Si desde pequeño tu única manera de sentirte valorado era decir lo que creías que los demás querían oír y hacer lo que creías que los demás esperaban de ti, caíste en la trampa y te convertiste en una persona no asertiva.

Para entrenar tu asertividad, tendrás que profundizar en el autoconocimiento, descubrir cuáles son tus prioridades e investigar qué tienes por ahí que te está limitando, qué es importante para ti.

Recuerda: esto no es el ensayo general, esto es la función. Deja pues de poner tantas expectativas en los demás y céntrate en vivir tu propia vida: atrévete a decir “No”.arnau

 

Arnau Benlloch

Director de la Rueda del Hamster y profesor de kundalini yoga

arnaubenlloch@gmail.com

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *