OTRA FORMA DE CONSTRUIR ES POSIBLE, CONSTRUCCIÓN CONSCIENTE.

OTRA FORMA DE CONSTRUIR ES POSIBLE, CONSTRUCCIÓN CONSCIENTE.

 

 

“Siempre hemos sido sensibles con temas medioambientales y ecológico, gracias a la participación activa en distintos voluntariad3os” .

Comenzaron su formación e investigación en BIOCONSTRUCCIÓN, hace cinco años. Tras diversas experiencias en campos de trabajo, nos muestran su proyecto de VIVIENDA ECOLÓGICA.

Nos vamos a Cervera del Maestre (Castellón) , para conocer el proyecto en primera persona y ser partícipes del resultado final. Estamos ante una preciosa casa construida únicamente con balas de paja. Además de lo singular de sus muros de paja, cuenta con una fuerte estructura de madera, cubierta vegetal y revocos y pinturas de arcilla.

Entre otros materiales con los que trabajan, en el estudio se encuentran la tierra (tabial y adobe), piedra (sillería, mampostería, piedra seca…), aislantes naturales como el corcho y la celulosa, morteros de cal, etc. Materiales saludables para el entorno y los seres vivos, materiales que respiran y nos dejan respirar, materiales que nos conectan con la tierra.

15“A nivel técnico y económico, esta forma de construir no presenta diferencias con la construcción convencional, es durante la vida útil de las edificaciones cuando notamos los beneficios”.

Las casas ecológicas se diseñan teniendo en cuenta criterios de autosuficiencia energética. Esta autosuficiencia comienza con un cambio de conciencia en el consumo. Tenemos que reducir nuestro consumo de recursos y hacer un aprovechamiento racional de ellos: recoger agua de lluvia, aprovechar la energía del sol, el viento… Cabe destacar que todas estas características ya existían hace siglos, y gracias a este tipo de iniciativas poco a poco vamos retomándolas.

“Tras estos años de experiencia y reflexión en torno a la arquitectura y su relación con la naturaleza, pensamos que la mejor alternativa es dejar la menor huella posible en cualquier acto constructivo. De ahí que adoptemos la REHABILITA12CIÓN
como primera opción y más ecológica. ¿Por qué invadir más territorio si existen tantas construcciones vacías?” 

De la unión de Marianne Hurtado, técnica en desarrollo de proyectos y Estíbaliz Garín, arquitecta,nació;

“El Cobijo Arquitecturas”, estudio dedicado a la rehabilitación y arquitectura natural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *