GRATITUD MARTA y ARA

Gratitud, Marta 

 

Una de las cosas que hacen que admire tanto a Ara es su capacidad de agradecer todas y cada una de las cosas que conforman los minutos de su vida. Lo bueno, lo malo y lo regular, sin juicio… “Agradezco, sigo mi camino y no me apego…” Qué gran bendición aprender de ella.

Cada detalle que ocurre en nuestro día es un maestro, una oportunidad de cambio y transformación. La gratitud, a mi personalmente, me desborda el alma… me hace sentir mucha plenitud y mucha tranquilidad, experimentar el contento de la vida.

Suelo andar a cada poco enredada en la queja, por que algo no me gusta o no me ha salido como yo creía que debía salir, y es ahí donde reside la maestría… en saber que las cosas no suceden como nosotros creemos que deben hacerlo, si no simplemente como deben ser y precisamente por eso, siento que hay que agradecer cada coma que varía del texto, eso es lo que convierte a la novela en un best-seller.

No siento que la palabra “gracias” sea la más difícil de pronunciar, de hecho considero que está incrustada dentro de nuestras palabras mecánicas. Al conductor del autobús cuando nos da el billete, al camarero cuando nos sirve el te, a nuestro hermano cuando nos acerca la sal en la mesa… pero ¿qué hay de la pareja que nos deja, el jefe que nos despide o el amigo que sin aparente razón se enfada? ¿Es que acaso no cabe aquí la gratitud?

Este es un trabajo diario, el aprender a descifrar los mensajes ocultos que nos trae la vida con estas pequeñas grandes acciones, aprender a agradecerlas, aunque no las entendamos… Confiando en que quizás mañana si logremos comprender el por qué, será entonces cuando descubramos que eso que ocurrió, fue justamente lo que tenía que ocurrir.

Así nació YoguiOla para mi, tras una ruptura, un despido y un enfado… en su momento me costó encajar estas tres situaciones, ahora entiendo que era justo lo que tenía que ocurrir.

“Agradece y suelta… sea lo que sea, con amor y respeto, confía en que eso es lo mejor para ti”.

Marta Garcia Lumbreras

info@yoguiola.com

www.yoguiola.com

Gratitud, Ara

La gratitud no es una palabra hueca, gratitud es el huevo alquímico que transforma la visión de la vida en un rito sagrado. Gratitud infinita al poder continuar en relación contigo que estás leyendo estas palabras un año después de comenzar esta locura de amor llamada YoguiOla Magazine, motivo de felicidad y florecimiento personal, cada día, parte de mi Ítaca personal.

No está siendo fácil, lo reconozco, ni rentable… de momento. Siempre he sido una optimista empedernida.

Puro Karma Yoga, quizás por ello nos llena de tanta felicidad cada vez que sale una nueva edición. De hecho nos lo planteamos así, número a número. Cada una de estas revistas es una obra de artesanía única, que nunca sabemos si será la última o la primera de tanta pasión que le ponemos Cecilia, Marta and me. En cada edición nos dejamos la piel y llenamos las páginas de ilusión adolescente, apasionada, aventurera y arriesgada que no mira las horas, ni la distancia, que va más allá de convencionalismos empresariales. No sabemos hacerlo de otra manera.

Para Vivir es necesario agradecer lo que tenemos entre manos.

He decidido que no voy a dejar que lo importante le gane la batalla a lo vital. (Gracias Facebook por esta frase, estoy pensando en tatuármela en la frente).

El juego irreal de lo fácil nos lleva a Matrix, zombies deambulando por ciudades que parecen parques temáticos, en busca de un poco de Felicidad artificial que nos distraiga o nos alegre el día. Nada queda para la improvisación, la creatividad. Todo esta hecho, reglado, servido y prohibido.

Cuando el juego es la supervivencia, estás atenta , aumenta el color, la escasez agudiza los sentidos y lo natural es mágico. El milagro de la incertidumbre, vivir sin agenda, con intensidad, te premia con el momento de descanso y este con el despertar.

Gratitud infinita por esta aventura que la vida me ha regalado, la verdad desnuda sin adornos. Tengo la certeza, es ahora y sí, quiero compartirlo contigo.

Ara Vercher

info@yoguiola.com

www.yoguiola.com

Fotografías Cecilia Cristolovean de Yoga and Photo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *