Hatha Yoga Ancestral

Hatha Yoga Ancestral, Amba Dugo

Amba tiene solo veinticinco años y una sabiduría natural y fresca. No tiene recuerdo temporal de cuando tomó su primera clase de yoga, pero sí recuerda que fue con su madre, siendo muy pequeña. Su padre tenía contacto con las tradiciones de los nativos americanos y su madre es profesora de yoga y terapeuta e introductora del rebirthing en España. A su casa venían personas de toda Europa a recibir enseñanzas y maestros reconocidos de todo el mundo a impartir cursos. Después de años cerca del yoga, a los dieciséis años su madre la apuntó a una formación de Hatha Yoga junto a su hermano. Asegurándoles que eran enseñanzas muy valiosas que siempre irían con ellos.

 

Yº¿Qué es el Hatha Yoga Ancestral?

A.D. El yoga ancestral es el yoga de siempre. Desde hace unos años nos hemos dedicado a ponerle apellidos al yoga, si retrocediéramos en el tiempo veríamos que no era así. Siempre se tuvo en cuenta que el Hatha Yoga es un yoga físico, el Raja Yoga un yoga mental, Gjana Yoga es el yoga del conocimiento y el Mantra Yoga es el yoga de la vibración.

ambha_001

Estos nombres vienen definidos en las escrituras, pero como en todo, el yoga evoluciona, sobre todo por que cada vez tiene más adeptos y practicantes.

El Hatha Yoga Ancestral es el yoga en estado puro. El yoga que viene de las escrituras, del Raja yoga que recopila, entre otras, la parte filosófica y los preceptos éticos. Es el yoga que practicaban los sabios antes de que se registrara por Patanjali, que recopiló la sabiduría ancestral de los rishis. Así que el Hatha Yoga Ancestral es el yoga de lo físico, el yoga del esfuerzo, le damos mucha importancia al asana. Recogemos esta parte del yoga más moderna en la que entra la corrección postural pulcra y los ajustes del cuerpo.

Yº ¿Cuando una persona puede ser considerada Yogui?

A.D Hoy en día por practicar dos días a la semana o por hacer un curso de yoga, ya nos llamamos yoguis. Estamos devaluando el termino. Nos gusta jugar con el lenguaje. Una yoguini o un yogui es una persona que durante años ha recibido una realización física, espiritual, emocional y mental a través del yoga. Es una persona que puede sentir los beneficios en su vida a través de su práctica diaria.

Yº ¿Cómo llevamos el yoga a nuestra vida diaria?

A.D. Para mí son importantísimos los Yamas y los Niyamas, los códigos éticos del Yoga, una especie de mandamientos que integras en tú vida, imagínate por un momento; “Sales de la clase de yoga y las dos chicas más guapas de la clase han creado un grupo en el WhatsApp llamado “yoguinis maravillosas”, que utilizan para quedar después de la practica a tomar un café, o por donde hablan de lo bien que se lo pasaron con el chico con el que engañaron a su pareja… ¡No amiga! Hay una filosofía detrás del yoga, hay unos preceptos, un entendimiento de la vida. Esto no quiere decir que en el yoga no seamos tolerantes, cada uno en este camino pasa por diferentes etapas y desde luego cada uno toma del yoga lo que considera. Lo que si es cierto es que cuanto más te das al yoga, más recibes de vuelta.

Si hacemos caso a estos preceptos seguramente comenzaremos a cambiar muchas cosas en nuestra vida y entre ellas nuestra dieta… y desde luego el café no entra en ella. Permaneceremos en Satya, la veracidad, lo que nos evitará vivir en la mentira. Observaremos la calidad de los tejidos algodón 100%, los colores con los que practicamos o nos vestimos o las esterillas sobre las que hacemos yoga. Como se confeccionan y con qué materiales.Amba pinoEn Yoga todo tiene tres cualidades: Satva, Rajas y Tamas. Cuando hacemos yoga tendemos hacía Satva, hacia la pureza, nos queremos desintoxicar, purificar y limpiar. Este es el primer objetivo del Yoga. Si no te desintoxicas no vas a poder ir más allá. Y purificarse no es compatible con seguir contaminándose.

Yº No debe ser fácil ser yoguini en esta sociedad y estar fuera del circuito habitual con veinticinco años…

 A.D. Lo de yoguini a parte… La verdad es que no es fácil, la soledad es compañera de viaje. Por supuesto que tengo amigos de mi edad y me lo paso bien, compartiendo risas y cenas, pero también es cierto que poco de mis alegrías e inquietudes profundas. Los momentos compartidos muchas veces fueron vacíos y cada vez menos buscados. Lo cierto es que no dedico mucho tiempo a ello. Estoy muy centrada en el yoga, para mí no es una profesión, es una forma de vida y tengo la fortuna de tener grandes amigos y parte de mi familia con la que disfruto de hablar el mismo lenguaje.

 Yº ¿Qué opinas del mercadillo espiritual que esta floreciendo últimamente?

 A.D. . No creo en el mercadillo espiritual, en comprar la autorealización a precio de saldo, y en unos pocos meses y sí creo en una labor constante y personal guiada por un maestro espiritual, en ocasiones un libro o una charla son grandes guías. El objetivo del yoga es el Samadhi y aquí llegamos cuando nuestros chakras se abren en un proceso ascendente hacia la liberación última. La ascensión de la Kundalini no es un camino fácil, puede subir y bajar y quedarse en el segundo o en el cuarto chakra, esto hará que seas una persona muy amorosa, pero que por ejemplo no tengas casa, es decir, tu primer chakra no te está anclando a la tierra, hay un desequilibrio. Para alcanzar la liberación necesitamos tener en armonía todos los chakras y para ello tenemos que trabajar. Hay cosas que no se compran.

Yº ¿Tú dirías que es posible acceder al Samadhi? ¿Y cómo identificas Samadhi?

Amba sukasana

A.D. Por supuesto, sí, Samadhi, la liberación última, la meta del yoga, son palabras mayores, es muy importante que nos acerquemos a este tema. Muchas de las personas que practican no saben cual es la finalidad del yoga… Saben para qué practican (“que mi mente se relaje”, “ser más flexible”, etc) pero no donde quiere llevarles el yoga. El samadhi es el objetivo del yoga y no creo que se pueda dar en un chasquido de dedos. Samadhi es cuando tú y el objeto de tu meditación sois uno. Ya se ha pasado de ese estadio en el que la atención se interrumpe, en el que sientes información viniendo de fuera y simplemente realizas la unidad, deja de existir la diferencia entre Marta y Amba, Amba y Marta y todo lo demás son lo mismo. No hay nada más poderoso que eso.

Yº ¿Qué es meditar?

 A.D. Es importante recalcar que muchas veces confundimos la meditación con la concentración. En la meditación diriges la atención (a un mantra, un chakra, un objeto, etc.) ininterrumpidamente, la atención es continua y un flujo de energía viaja del objeto de la meditación hacia el meditador. Cuando hay interrupciones es concentración, de hecho la mayoría de las veces que he meditado lo que realmente ha sucedido es que me he concentrado.

Yº ¿Crees que conseguir meditar o el samadhi es posible en Occidente, con los coches, el trabajo, los niños, la pareja, las obligaciones..?

 A.D. Tan posible como que si ocurriera, todo cambiaría y esa lista de cosas que has dicho tan rápido, serían la misma retahíla de cosas dichas más despacio y muy hermosas. De hecho hay muchos cambios, cada vez es más fácil encontrar verdura ecológica, subir en un taxi híbrido que reduce el consumo y no contamina, cada vez hay más personas que hacen yoga…

Yº Ahora toca hablar de desapego, ¿es posible?

A.D. Patanjali en los primeros versos de los Yogas Sutras, nos dice que Yoga es el cese de las fluctuaciones mentales. Prefiero citar las escrituras, en la medida de lo posible, para hablar de yoga, sino estaría hablando de mí. Las fluctuaciones mentales son aquello que nos separa del momento presente, es la basura mental, esa vorágine de pensamientos que invade nuestra mente y que nos hace creer que somos eso. Patanjali nos dice que cuando llega el cese de las fluctuaciones de la mente, ambha árboleso es Yoga, cuando paramos el torrente de pensamiento y vemos quien realmente somos. Él nos receta dos cosas para conseguirlo: el DESAPEGO y la PRÁCTICA. El desapego no surge del día a la noche, es algo que también hay que practicar, revisando las relaciones que conforman nuestra vida, ¿Cuántas de ellas llevan el adjetivo posesivo “mi” delante del nombre? El desapego también se practica no surge por que sí.

Yº ¿Qué importancia tiene el lenguaje en todo esto?

A.D. Muchísima, en el lenguaje heredamos emociones, miedos, si nunca nos hubieran marcado el mi, tu, su… otro gallo cantaría. Si desaparecieran los tiempos verbales nos separaríamos del recuerdo, de las proyecciones futuras. Seríamos mas conscientes de lo que ocurre a cada momento, utilizando un único tiempo verbal; el presente. Podríamos eliminar un cuarenta por ciento de las palabras que usamos como tristeza o guerra. Y darle importancia a palabras como Armonía, Paz, Ser. Ponerlas en templos como si fueran Dioses, yo pondría en el altar a “Ser” y “Amor”.

 

Amba Dugo

FB: Amba Radha Yoga

yogaancestral@yahoo.com

One Comment

  1. Me a encantado su testimonio y mas cuando viene de una personita tan joben, lo que también pienso es que ayuda tener unos papas que la an encarrilado a ese camino.
    Bendiciones _/|\_ Namaste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *