YOGA, COMIDA & IMAGEN CORPORAL

YOGA, COMIDA & IMAGEN CORPORAL

“El yoga me ayudó a salir de la anorexia. Es fácil, si sabes cómo”

La anorexia, la bulimia, los atracones y el avergonzarse del propio cuerpo es uno de los conflictos emocionales más desconocidos y estigmatizados a nivel social, pero los conflictos con la comida y la imagen existen y son reales. Cada vez más mujeres y más jóvenes se suman al sentimiento de insatisfacción de su cuerpo y a creer que la comida es un enemigo que te hace engordar y el cuál es mejor evitar.

La práctica de yoga tiene un gran impacto en cómo te sientes acerca de ti. Ayuda a crear un espacio en el que puedes descubrir cómo te estás tratando, qué tipo de pensamientos tienes y cuál es la relación que tienes con tu cuerpo. El yoga es una herramienta maravillosa pero lo que mucha gente no sabe es que es un pilar necesario en la sanación de una relación tensa entre el cuerpo y la comida.

Aunque teóricamente todos vivimos en nuestro cuerpo, la sociedad actual pone el cuerpo de la mujer como un objeto con unos estándares de belleza a los que casi estás obligada a llegar, creando que te distancies de sentir y habitar tu propio cuerpo. El scartel-yoguiolaentimiento de desagrado del propio cuerpo y de hacer dietas para ajustar el cuerpo a la forma que supuestamente es la correcta es algo normal pero no natural. Nadie vino diseñado para odiar su propio cuerpo ni para adaptarlo a ningún cánon de belleza.

“El yoga es la práctica de crear un hogar en tu propio cuerpo”

Con la práctica de yoga aprendes a experimentar tu cuerpo desde dentro y empiezas  a establecer un diálogo con él, una conexión real. Cuánto más comunicación hay entre tú y tu cuerpo, más fácil es de entenderlo y de establecer una relación de amistad y respeto. Además, la combinación entre posturas y respiración da acceso a mensajes y sabiduría almacenados en el cuerpo que, con  terapia psicológica no se puede llegar.

El yoga enseña  a ser sensibles con nosotros mismos (ahimsa),si tienes pensamientos crueles hacia ti misma, “no lo haces bien”, ”no es suficiente” el perfeccionismo estará entre tus estrategias y el comer de forma “perfecta” , contar calorías o hacerte sentir culpable después de comer algo dulce estará  a la orden del día, o por el contrario, comes hasta no poder más y sentir un fuerte dolor de estómago. La práctica de yoga te enseña a conciliar de forma amable tus emociones, tus pensamientos y tu cuerpo.

Si eres capaz de ser honesta contigo misma (asteya) y confiar en tu proceso, la relación con la comida será menos estresante y en las veces en las que comes de más o te das un atracón, serás capaz de perdonarte y avanzar.

Debido a mi experiencia con la anorexia y la bulimia, siento pasión por enseñar cómo estar15192556_1276759705698759_5770455406914087056_n en paz con el cuerpo y la comida a través de la herramienta que a mí me ayudó, el yoga. El yoga es mucho más que sólo posturas físicas y por eso he creado un taller específico Yoga y comida: sanando la relación con el cuerpo y la comida en el que comparto todas las estrategias del yoga aplicadas a la comida y el cuerpo que me ayudaron a poner fin a mi autodestrucción para que tú puedas hacer la transición de batallar contra tu cuerpo y la comida a apreciar, respetar y amar el Ser que eres.

Miriam Sanz

Profesora de yoga

Terapeuta de la alimentación

2 Comments

    • Hola Belén, perdona la tardanza podemos ponernos en contacto contigo a través de WhatsApp o a través de FaceTime o videollamada de Facebook, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *