YoguiRutinas

Meditaciónen movimiento

  • Comunicación celestial, meditación en movimiento con el mantra de la compasión:

    “Om Mani Padme Hum”

    Este mantra despierta la compasión inherente a los seres vivos, la cual se mantiene intacta y salvaguardada por todos los caminantes de la conciencia.

    Es un mantra budista, de los más poderosos en esta tradición; su práctica es imprescindible para evolucionar en el camino de la paz interior y exterior.

    Observando la acción del mantra, vemos que el despertar de la compasión pasa por purificar la mente, deshaciendo obstáculos concretos que impiden el despliegue natural de la compasión innata, y también por potenciar la sabiduría que libera a la mente de la confusión.

    Cada sílaba actúa como una semilla de transformación. Al recitarlo, se deshacen los patrones egoístas y se produce la apertura de virtudes compasivas. Se da de forma no mental, sino vibracional, sutil, actuando directamente en el inconsciente. Este es el poder de la recitación de mantras. Seguramente ya lo has experimentado.

    Se dice que la frase completa se traduciría en algo así como:

    “Que los pétalos de esta flor se abran, para que aparezca la joya interior”.

  • OM

    Purifica el cuerpo, ayuda en la práctica de la generosidad, deshace el orgullo y despierta la ecuanimidad.

    MA

    Purifica el habla, ayuda a la práctica de la ética pura, deshace la envidia y despierta la sabiduría de la acción.

    NI

    Purifica la mente, ayuda en la práctica de la tolerancia y paciencia, deshace el deseo irracional y despierta la sabiduría que surge de sí misma.

    PAD

    Purifica las emociones conflictivas, ayuda en la perseverancia, deshace los prejuicios y despierta la sabiduría del Dharma.

    ME

    Purifica el condicionamiento latente, ayuda en la práctica de la concentración, deshace el deseo de posesión y despierta la sabiduría del discernimiento.

    HUM

    Purifica el velo que cubre el conocimiento, ayuda en la práctica de la sabiduría, deshace el odio y despierta la sabiduría reflejada en todo.

Al sumar los mudras, potenciamos aún más la acción en el cerebro y en la conciencia. Además, los efectos de cada mudra apoyan desde otros niveles el proceso de purificación y equilibrio que viene con la práctica.

  • mudrac1-300
    Haikini mudra, sílaba OM

    Integra y equilibra los hemisferios cerebrales, coordina lo racional con lo intuitivo, equilibra el funcionamiento pulmonar. Despierta el sexto chakra, aclarando la visión.
    mudrac2300
    Pranam mudra, sílaba PAD

    Integran lo racional y lo intuitivo en la neutralidad del corazón. Señala respeto por lo infinito en el espacio interior, sosiega los pensamientos y potencia el recogimiento.
    mudrac3-300
    Mudra del mendigo, sílaba HUM

    Despierta lo receptivo y la virtud de la entrega. Ayuda a la integración del desapego. Une Anahata, el chakra del corazón con Shashara el chakra de la coronilla. Tiene un efecto relajante.

  • mudrac5-300
    Jñana y Chin mudra, sílaba MA NI

    Jñana dedos hacia el cielo, Chin dedos hacia la tierra. Armonizan la conciencia y los estadios de la mente. Despiertan el conocimiento innato, la conexión natural con la fuente. Estimulan la concentración y la memoria, alivia el exceso de tensión. Silabas Ma Ni.
    mudrac4-300
    Hasta de limpieza sílaba ME

    Un hasta es un mudra/gesto que implica el movimiento de los brazos.

    Este hasta representa lo limpio, lavado, sanado.

Fedora Fonseca
Directora de Happy Yoga, Formadora de profesores de yoga PREM y bailarina
fedora@happyyoga.com

Ilustraciones: Evelyn Lynn